lunes, 5 de julio de 2010

Concepción.

Capital regional, sede de empresas pesqueras y forestales, cercana a los puertos más importantes del País. Sólo después del 27 de febrero de este año, se atrevieron a catalogarla como “la segunda ciudad más importante de Chile”. Hoy en día, todo el centro de la ciudad parece haber resistido a un bombardeo. Y entre sus ruinas y escombros, de sus habitantes se proyectó la peor cara al mundo -el llamado terremoto humano-. Nadie imaginó que Concepción, pujante ciudad, guardara entre si una realidad social propia del tercer mundo.

Siempre me gustó su actividad comercial y las oportunidades laborales que ofrecía. De su hermoso emplazamiento y esa armonía natural que la diferenciaba de Santiago.

Entre mis historias en esta ciudad, nunca antes me enfrenté a tanta realidad humana. De familias desechas, resquebrajadas, casi inexistentes. La ciudad de los muchachos solos, de  madres solteras esforzadas y padres ausentes. Personas que en sus vivencias cotidianas, ocultaban más de algún trauma. En muchos casos, cuentos relacionados a drogas, de conflictos y materialismo obsesivo. Personas capaces de vivir con 10 horas diarias laborales a 90 minutos de un supuesto hogar; entre el bullicio y velocidad de las micros, tacos de autopistas, ataques “de lanzas” en el Barros Arana, y con ese olor constante a mariscal caliente los fines de semana.

Entre todo lo superficial que se ve en los estacionamientos del “Plaza del Trébol”, se guardan muchos testimonios de esfuerzo, de superación personal, de exitismo. Si las calles de Concepción hablaran, de seguro relatarían un millar de historias fatuas.

7 comentarios:

almendra dijo...

hola!!!!! me da una pena al ver por tv concepcion despues de 27 de febrero.... guardo mis recuerdos de niñez de esa bella ciudad tb ,Tome.Penco,Talcahuano etc...son numerosos veranos ke pase aya.. y todavia keda mucha familia por esos lados... es tremendo el dolor ke reflejan esas caras despues del terremoto y ahora con este temporal .. fuerza para ustedes...

Anónimo dijo...

No alcanze a conocer Concepción antes del terremoto, aún no lo conosco y quizas pasen años antes que lo conosca.
Soy una persona que ama al patrimonio, humano, cultural, natural, social. Por lo mismo creo que es de suma importancia, luego de procesos naturales e históricos como el de aquel 27 de Febrero, poder construir un nuevo relato, una nueva historia, tomando aquellas que salieron a la luz esos días , sin olvidar el pasado, y sin dejar de abrazar el presente.
Ser conciente de que nuestra identidad, y la de los otros, es parte de un todo, en donde convergen distintas esencias, y que el lugar geográfico es parte de aquella.
Saludos Adan, Suerte y buenas vibras :D

Tomás Armijo. dijo...

El anterior era yo!
http://tomaselverde.blogspot.com/

soledad escobar dijo...

concepción!!!
mi conce querido y familiar
tantas historias que se esconden ahí
se las voy a enseñar a mi loro pedro
saludos

Pablo Andrés Azcárate dijo...

Concepción, Talcahuano y el resto de ciudades afectadas dicen tanto, pero muchos hacen oídos sordos, una lástima, para una ciudad que puede y hace tanto por el país....
Muchos Saludos!

Vod dijo...

Creo que nunca he estado en Conce por más de 15 minutos xD
Y no le echaría la culpa al invierno, de hecho, la temporada otoño-invierno es la que me pone de mejor ánimo. Además, en verano me deprimo más -el calor me afecta negativamente-
Pero a pesar de eso, tienes razón ;D y gracias =)
Felipe.

Natalia Lepe dijo...

Así es, uf!! Conce tiene cuantas historias....que nostalgia....smana que viene voy, va a ser fuerte, la ultima vez q fui fue a una junta de compañeros de la U en octubre del año pasado y aproveché de ir con algunos a ver los cadillacs y a conocer los antros nuevos....el barrio estación cuantas historias tiene!!, las calles de barros...el mercado con sus inusuales promociones que incluían leche con platano....que wea mas rara, es el único mercado donde he visto "combos" de porotos + leche con platano, completo + leche con pltano o un pedazo de pan con el mismo bebestible...no se....destruido y todo adoro conce...aunque no por eso deja de dar una tremenda pena todo lo que se ha perdido con este remezón...