jueves, 25 de mayo de 2006

Sensaciones Muchas

Querido Blog...

Ese rato, me dirigí a la cocina a preparar un rico té con limón para tratar de hacer más placentero este resfrío, que se me ha prolongado ya por varios días. Pero al abrír el refrigerador para sacar los limones, me topé con una botella de chicha de manzana. En ese momento, aquel dicho popular: “Lo que uno propone... Dios dispone”, se convirtió en ley. Cambié la idea original por ese tentador brebaje natural que se notaba fresco y frío.

Tres tiritones al primer sorbo, me dieron a entender que aquella “muy distinguida bebida”, se encontraba en estado de fermentación avanzada (fuertona). Mis ansias de “beber” de aquel juguito de fruta, hacían que mis papilas gustativas se hicieran notar, haciendo agua mi boca. Como no vi a nadie alrededor, me adueñe de ese litro de chicha (litro y medio), me lo llevé a un lugar retirado del mundanal quehacer y me lo serví poco a poco.

Terminado el ritual de degustación y con los ánimos recargados, compruebo que recupero la inspiración (que se me había perdido por mucho tiempo), y se me vienen esas ganas repentinas por escribir. No sabía exactamente el motivo de tan misteriosas ganas. Me pregunté: ¿Será el factor etílico el responsable? No sé. El asunto fue..., que con cierto “grado” de felicidad y astringencia papilar, traté de pensar en que podría escribir. Tenía claro que las ganas de garabatear estaban, la inspiración creo que también, pero la disposición para pensar?… parece que no. Se me vinieron un montón de cosas a la mente, cabeza o cerebro (no se mucho de esas cosas). Sensaciones surtidas y todo, pero nada fluía.

Miro fijamente entonces a quién según yo podría tener la culpa de tan extraña confusión… ¡Mi lápiz! Es ahí donde le pregunto sin vacilación y con cierta cuota de autoridad: ¿sssomo’ amigo’sss o no sssomo’ amigo’sss?!!!

Aquel individuo se veía débil, "flacucho", como tambaleante, medio mareado, sin ganas de discutir. Al verlo así, me embargué en una pena tremenda por él. Así como con ganas de llorar por no poder ayudarlo. Increíblemente aquel lápiz azul, había tocado lo más profundo de mi corazón. Lo abracé fuertemente con mis dedos y le dije que todo iba a pasar. Que todo lo que nos ocurría en esta vida era para mejor. "Que no ahí mal que por bien no venga"… y todas esas frases raras y típicas que se expresan por ahí las personas cuando alguien esta de duelo.

Le dije muchas cosas o cosas muchas. Hasta que según yo estuviera más repuesto. De ahí el me respondió con una sentida expresión: ¡Puxa que te quiero weo…!! Ese breve comentario, me dio a entender la buena relación que ambos habíamos alcanzado en ese momento. Yo le dije con total entusiasmo: ¡¡No te gastí’s nunca compare!! El me respondió: Nunca weo…!! Nunca!! Que bien, me sentía feliz y no sabía por que.

Bueno, muchas sensaciones o sensaciones muchas, que no tenía idea de por que las sentía. Las ganas de “carretear” en ese momento no faltaron. Pero me encontraba solito, o sea… yo con mi lápiz. Le converse que la otra vez, le había enseñado a la flaca (mi hermana) a bailar tango. Que entre tanto "chute" al aire nos había salido una muy buena “performance”. Aunque parecía clases de “capoeira” (no se como se escribe), igual la habíamos pasado muy bien en ese rato de reencuentro familiar.

Lo convidé a bailar, pero el lápiz me dijo muy enfurecido que no bailaba con weo… De verdad me jodió medio-medio y me sentí de sobremanera ofendido por ese “retamboreado” y “flacucho” lápiz. Mientras me debatía maliciosamente, entre agotarlo en ese mismo instante o dejarlo para otra ocasión, escucho la voz sorpresiva de mi Padre en la cocina preguntando por la chicha.

Ahora la sensación era de preocupación. ¿Qué "chiva" invento? Le pregunté a mi mejor amigo en ese entonces ahí presente (mi lápiz), el cuál me dijo que lo “engrupiera” con eso de las propiedades benéficas del vinagre de manzana sobre el tracto digestivo. _Chicha y vinagre de manzana ¿que relación tienen?. Me pregunté.

Aunque me costó al principio, pensé que no sería mala idea, sobretodo si lo asociaba con esta gripe que padecía. Además, no sería malo asociarlo también a la gripe aviar o a la fiebre aftosa. Tenía que puro confiar en mi poder de convencimiento y de seguro me creería todo. Así que confiado me fui (o me fui confiado), a dar la cara y a contarle a mi progenitor de las propiedades milagrosas del "juguito" fermentado de manzana.

Anda a saber uno eso de las propiedades beneficiosas de la chicha de manzana, que sirve para adelgazar y para regular el tracto digestivo, según dicen. Lo bueno de todo esto fue, que por un instante, la "chichita", me ayudó a ver la vida de un profundo color azul. El color azul de aquel lápiz que utilicé, para escribir este loco y fantasioso relato.

9 comentarios:

Niña Incógnita dijo...

sensaciones muchas produjo la chicha... pero alivió el resfrío al menos?... espero que si... lo que es seguro es que el tecito con limón sensaciones muchas no hubiese producido...
saludos!!

Anónimo dijo...

weenas!
jojojoj...naaa ni yo hablocn lapices y les propongo bailar!..
genial..me gusto..

xau

:P

Priscila dijo...

Cuando converso con mi lápiz, que curiosamente también es azul, siempre me siento "Inferior", por alguna extraña razón, cuado esta... EL MANDA EL JUEGO

Saludos

Anónimo dijo...

Pucha amigo, harto mal estamos, no?
pero no importa, te comprendo, aunque tomarse 1.5 litros de jugo fermentado de manzana ¿¿COMO AGUANTASTE?? mira que el vinagre es medio malo.... en fin eso es para valientes
SALUDOS Y CARIÑOS desde D de Almagro ;)

Anónimo dijo...

patosoto:
yaaaaaa loko que estba fuertesa chichita pa que convidai a los amigos jajajajaja
se le extraña socio
chaolin

Anónimo dijo...

Que te tendrías que tomar para escribirme un correo... ah???.Ya te llego la inspiración pero no para tu amiga al parecer...bueno doy gracias a la chicha porque me di cuenta que sigues en este mundo. Cuidate Adan!!! que se te pase luego ese resfriado...claro que 1 1/2 de chicha de algo habra servido o no???
Yap besitos y espero tu correo.

Profesur dijo...

La alegría de los placeres etílicos... ;) desde tiempos ancestrales no?, hay un dicho en latín que dice "in vino veritas" o algo así (sólo en el vino se ve la verdad).

SALUDos!
cffm

Pablo dijo...

sss'omo amigo o no sss'omo amigo?

Confieso que me hicistes reir por un buen rato. Te imaginaba hablando con tu lápiz y bailando tango. No te conocía esa faceta de curahuilla WBNCITO ¿de cuando comenzastes con el vicio? O fue producto de tu imaginación? Esperemos que haya sido eso. Te dejo mi post esta vez para que dejes de reclamar. Cuidate y ten cuidado con la chicha.

PD: q te extrañan caletas, ya luego me cuentas.

Sólo Adán dijo...

Bueno, gracias a todos las personas que pasaron por aqui a dejar su comentario. Estoy mas recuperao, por no decir sanito de mi bronquitis, gracias la las propiedades milagrosas de la chicha de manzana (jejejeje).

En fin, no se cuanto me tomé de chicha o si realmente hable con el lápiz. Mi intención era poner algo freak en mi Blog y creo que así fue aunque al leerlo de nuevo le realice unos pequeños cambios a la redacción.

Nos seguimos leyendo.